domingo, 19 de junio de 2011

narrativa de un demente V

Reciclado
vidas diversas
Uno, cuando nace, crea ciertas expectativas.
Yo, como todos,no elegí el lugar del arraigo, simplemente, ahí cayó mi semilla y ahí,germinó. Crecí fuerte, robusto, frondoso. Acogí numerosos nidos, serví de atalaya para cientos de predadores, oculté a miles de víctimas, pero un día, una sierra mecánica sesgó mi "primera" vida. El lugar elegido por el viento para depositar mi germen coincidía con el sitio exacto que ocuparía una salita de uno de los     chalecitos adosados que un afamado constructor iba a edificar.
Uno, cuando muere, crea ciertas expectativas.
Yo, como todos, no quería acabar en el fuego purificador, por mucho que aquello sirviera para calentar una humilde morada o para asar un riquísimo chuletón.
Yo, a diferencia de todos, soñaba con convertirme en papel. Serviría para albergar románticas cartas de amores adolescentes, ilusionantes manifiestos utópicos en pro de la libertad, páginas poéticas de magníficos libros...¡soñaba! no quería ni plantearme que siendo papel, también podrían utilizarme
como notificación de despedido, multa de tráfico o página necrológica de cualquier diario, aunque, si fuera así... siempre me quedaría el reciclaje.
Convertido en esta nueva materia, esperé, no mucho, en unas naves inmensas mi nuevo destino, por fin, una mañana me subieron en un camión para llevarme  a una imprenta. Era época de elecciones.
¡No quería ser cartel! No me atraía la idea de llevar estampado la foto de un "menda" que pedía la confianza de los votantes basándose en su honradez y luego resultara ser un "jeta" , de los que abundan en ese ecosistema.Tuve suerte, o eso pensé, me convirtieron en papeleta de votación. Ahora, en mí, alguien iba a depositar sus esperanzas, o sus sueños, o tal vez, sus convicciones. Yo iba a ser  el vínculo material entre el ciudadano, en singular, y su representante democrático. ¿Pero? como soy mucho de pensar, me asaltó a la mente ¿ Y si soy una papeleta de los partidos mayoritarios? Solo seré uno más entre la manada ¿Y si me convierto en un pasaporte para la traición? Quiero decir, soy uno de esos pocos votos que aupan al "jeta" del cartel para convertirse en bisagra de cualquier gobierno, beneficiándose solo él mismo. ¡Porqué coño pensaré tanto!
Ahora en la urna, espero con impaciencia el reciclado, con un poco de suerte, acabaré convertido en papel higiénico, y como todos pensais: hasta arriba de mierda.

simón teNplas


No hay comentarios: